Carta a un amigo

22 de septiembre de 2012


Querido amigo;

Hoy entro el otoño, muy pronto las hojas comenzaran a caerse, el verde se volverá café, el día se hará más frio, y tu simplemente continuaras con tu vida sin mirar atrás (al menos, eso espero que hagas).

Llevamos ya tiempo de conocernos y debo decir que ese tiempo fue increíble; la alegría siempre estaba presente cuando llegabas a la casa, inspirabas a todos una confianza terrible, tuve que contenerme mucho para no contarte mis secretos (y sé que aún que los supieras, nunca los dirías). Sabía que podía contar contigo para cualquier cosa, nunca dirías que no, nunca lo hice…nunca te pedí nada, porque todo lo que pedía ya me lo habías dado: tu amistad.

Y hoy, después de tantas risas veo lágrimas. Veo tu dolor y sufro contigo (en silencio). Ese dolor que no se puede contener, ese dolor que no sabes de que manera expresar…pero tus ojos no lo pueden callar: estas sufriendo.

No sé que hacer para calmar ese dolor, sé que no es problema mio pero no me gusta verte de esa manera. Quizás nunca fuimos íntimos, pero formas parte de mi vida, una parte muy importante de ella.

Te veo sufrir y no me queda más que sonreírte y abrazarte, porque no se como lidiar con eso. Pero sé que eres fuerte y aunque en este momento duela bastante, mañana quizás el dolor será menos, quizás ese vacío se llene poco a poco, porque déjame decirte que no estas solo.

Quisiera hablarte y decirte lo mucho que te quiero, lo mucho que significas para mi, quisiera borrar el pasado e intentar cambiarlo, para que ahora no sufras como lo estas haciendo. Quisiera poder ayudarte, pero sé que en estos momentos solo quieres estar solo, quieres llorar y salir adelante solo, sé que mañana regresaras, sé que no nos dejaras (al menos espero que no lo hagas), sé que el día de mañana volverán las risas.

No quisiera que salieras de mi vida, no quiero que lo hagas. Así que te doy el tiempo que necesites para calmar un poco el dolor, para sanar esa herida que se abre cada vez que lo miras; entiendo lo que pasa en estos momentos, deje de ser una niña hace mucho tiempo, entiendo que un corazón roto no es fácil de sanar, así que te dejare ir (aunque te extrañare), te dejare ir para que puedas calmarlo un poco.

Y si por alguna razón decides irte, lo aceptare y te guardare por siempre en mi corazón.

Con amor siempre,
Rebeca. 

1 comentario:

  1. hola!!!
    sobre el reto?
    solo tiene que ser una imagen y con esa imagencrearas tu historia o resena.:3

    ResponderEliminar

Comenta con respeto y sin hacer spam, y has feliz a un snorkack de cuerno arrugado.
Usa alguna de las siguientes caritas para hacer feliz a un Dalek:
◕ω◕ ヽ(^▽^)ノ ┰ω┰ ( ̄^ ̄)ゞ ⊙_⊙ (⺣◡⺣)♡
Agrega negritas e itálicas y harás feliz a un Cazador de Sombras.
Regreso todos los comentarios (⑅˘͈ ᵕ ˘͈ )