Las Razones

22 de octubre de 2012

Y me gire solo para darme cuenta de que estaba sola.
Ahí, junto a la ventana más grande la habitación. Ahí donde los recuerdos eran más frescos que la misma brisa. Ahí donde perdí las fuerzas para volverme a mover. Ahí es donde estaba ahora, y seguramente no me volvería a levantar en un rato más. No había nadie más en la habitación, no había nadie del otro lado del cristal, solo estaba mi sombra reflejada en el suelo de madera, que de vez en vez crujía. 
Cansada de intentar y no conseguirlo, cansada de miradas y de todo, decida a no volver a intentarlo  decidida a tirar la toalla y no levantarla más, me di cuenta de que había muchas razones para volver a levantarme. 
Una lagrima surcaba mi mejilla cuando me di cuenta que ahí afuera brillaba el sol, no había razones para quedarme en la oscuridad.

sad girl | Tumblr

5 comentarios:

  1. Ay que hermoso, Rebe! Este relato tiene una excelente moraleja... Por más oscuro y difícil que veas una situación, siempre habrá un ratito de sol que te ilumine y te dé esperanza. La fe es lo último que se pierde:)
    Un gran abrazo para ti, un beso también. Muak, Muak :) y mmm, me encanta cómo escribes! ^^.

    ResponderEliminar
  2. Nunca, nunca, nunca hemos estado solos. El único momento en el cual lo estamos es cuando perdemos la fe en nosotros mismos...
    ¡Saludos, Rebe!

    ResponderEliminar

Comenta con respeto y sin hacer spam, y has feliz a un snorkack de cuerno arrugado.
Usa alguna de las siguientes caritas para hacer feliz a un Dalek:
◕ω◕ ヽ(^▽^)ノ ┰ω┰ ( ̄^ ̄)ゞ ⊙_⊙ (⺣◡⺣)♡
Agrega negritas e itálicas y harás feliz a un Cazador de Sombras.
Regreso todos los comentarios (⑅˘͈ ᵕ ˘͈ )